¿Tienes un terreno o inmueble que aún no está registrado en el Registro de la Propiedad?

En esta guía encontrarás toda la información necesaria para entender el proceso de inmatriculación de una finca.

Además, podrás contactar sin compromiso con abogados y notarios especializados en derecho inmobiliario en tu ciudad, quienes te asesorarán sobre cómo tramitar la inmatriculación de tu finca, explicando cada paso necesario y ayudándote a reunir los documentos requeridos para completar este proceso de manera exitosa.

¿Qué es la inmatriculación de fincas?

La inmatriculación de fincas representa el primer paso hacia la legitimación registral de un inmueble que, hasta el momento, no consta en el Registro de la Propiedad.

Este proceso no solo es un trámite para el reconocimiento formal de la propiedad sino también una salvaguardia contra futuras disputas legales y un requisito esencial para cualquier transacción futura relativa al inmueble.

Procedimientos de inmatriculación

A la hora de realizar una inmatriculación deberás tener en cuenta los distintos procedimientos disponibles para hacerlo, a continuación te damos las claves de cada uno de ellos. 

Inmatriculación por expediente de dominio

El expediente de dominio es una vía notarial que facilita el reconocimiento oficial de una propiedad en el registro.

Este proceso, detallado en el artículo 203 de la Ley Hipotecaria, involucra varios procesos desde la solicitud inicial hasta la notificación pública, asegurando una oportunidad para posibles reclamaciones o alegaciones.

Inmatriculación por doble título público

Este método requiere la presentación de dos títulos públicos de dominio que demuestren la transmisión de la propiedad a lo largo del tiempo, cumpliendo con un intervalo mínimo de un año entre ambos.

Es un proceso detallado en el artículo 205 de la Ley Hipotecaria, donde la precisión y la claridad de la documentación son clave para el éxito.

Por ejemplo, una parcela adquirida y luego vendida después de varios años.

Para inmatricularla, el último propietario presentaría los documentos de ambas transacciones, demostrando una cadena ininterrumpida de propiedad.

Título escrito de dominio y certificación administrativa

Esta vía está especialmente diseñada para entidades públicas y se rige por el artículo 206 de la Ley Hipotecaria.

Permite la inmatriculación basándose en una certificación administrativa junto con un título de dominio, si está disponible, facilitando así la incorporación de propiedades al registro.

Este puede ser el caso de un ayuntamiento desea inmatricular un parque público.

Al poseer el título de dominio y la certificación administrativa correspondiente, procede con la inmatriculación para reforzar la gestión y protección de este espacio.

Para llevar a cabo la inmatriculación de una finca, es imprescindible cumplir con una serie de requisitos y presentar ciertos documentos que varían según el método elegido para la inmatriculación.

A continuación, te detallamos cuáles son los elementos comunes y específicos necesarios para cada procedimiento:

Documentación general para todos los procedimientos

Para inmatriculación por expediente de dominio

Para inmatriculación por doble título público

Para inmatriculación mediante certificado administrativo

Documentación complementaria

La presentación de todos estos documentos, adecuadamente cumplimentados y actualizados, es fundamental para asegurar un proceso de inmatriculación sin contratiempos. 

Costes de inmatriculación

Los costes asociados con la inmatriculación varían según el valor de la finca y el procedimiento elegido.

Estas tarifas son establecidas por el Real Decreto y pueden influir significativamente en la decisión del propietario sobre cómo y cuándo proceder con la inmatriculación.

Evita la doble inmatriculación

Una de las claves durante este proceso es evitar la duplicidad en el registro, un fenómeno conocido como doble inmatriculación.

Esto sucede cuando, por error o falta de coordinación, una misma finca es registrada más de una vez bajo diferentes títulos o descripciones.

Para mitigar este riesgo, el sistema registral realiza una exhaustiva revisión de los documentos presentados y de sus bases de datos, asegurando que cada nueva inscripción sea única y no esté sujeta a disputas futuras.

¿Cómo encontrar un abogado especializado en la inmatriculación de fincas?

Para consultar a un abogado especializado en este tipo de casos, te invitamos a rellenar el formulario disponible en esta misma página en la que te encuentras ahora.

Tu solicitud se enviará a Melendos, una plataforma legal líder en España y de total confianza, la cual permite conectar a personas como tú con abogados expertos.

Todo ello con la comodidad de gestionarlo desde tu hogar y la seguridad de estar en contacto con abogados de primer nivel.

¿Necesitas un abogado? Cuéntanos tu caso y consigue un abogado especialista hoy