Vivienda inversa vs Nuda propiedad: inconvenientes y ventajas

Podríamos decir que últimamente en la televisión no se habla de otra cosa. Son muchos los anuncios que salen día tras día hablando sobre la vivienda inversa, generando curiosidad especialmente en las personas mayores.

Pero, ¿qué diferencia hay entre vivienda inversa y nuda propiedad? Descubre sus pros y contras. 

¿Necesitas un abogado? Cuéntanos tu caso y consigue un abogado especialista hoy

La vivienda inversa y la nuda propiedad no son lo mismo

Hoy en día, podríamos decir que la vivienda inversa y la nuda propiedad son dos opciones que permiten a los propietarios acceder al valor de su propiedad sin tener que venderla. 

Ambas posibilidades resultan tentadoras para las personas mayores que pueden necesitar liquidez para irse a una residencia, por ejemplo. Pero no son lo mismo.

La hipoteca inversa está enfocada a mayores de 65 

En primer lugar, la hipoteca inversa como tal es un producto financiero que está enfocado a mayores de 65 y personas dependientes, que buscan convertir el valor de su vivienda en dinero en efectivo. 

A cambio, el propietario recibirá una cuota mensual en función de su edad y valor de la vivienda -a más edad y mejor vivienda mayor será la cantidad- y podrá seguir utilizando su casa como hacía antes, sin ser el propietario de la vivienda. 

En el momento en el que el propietario fallece, la deuda contraída (capital prestado al fallecido e intereses que se han generado con el paso del tiempo), tienen que ser devueltos a la entidad que le ha concedido la hipoteca. Por lo que ahí sus herederos tendrán que saldar la deuda.

Los herederos pueden pagar la deuda y quedarse con la vivienda, hipotecarse para poder pagar la vivienda o vender la casa. 

Pero como te decimos, es un producto para el cual es importante cumplir con el requisito de la edad, dado que el solicitante debe tener 65 años o más o bien un grado de dependencia alto. 

También se debe contar con vivienda en propiedad y libre de cargas preferiblemente, que sea su residencia habitual (en casos de segunda residencia también se puede llegar a conceder). 

Antes de dar el paso, nuestro consejo es que conozcas las principales ventajas e inconvenientes. 

Ventajas de la vivienda inversa 

  • Se puede ingresar el dinero de forma flexible: en primer lugar, debes saber que en la vivienda inversa se le paga al propietario una cantidad periódica o en forma de pago único, utilizando el valor acumulado de la propiedad como garantía. A partir de ahí, el propietario puede usar dichos fondos de la forma en la que considere más oportuna.
  • Disfrutar de liquidez sin vender la propiedad: otra de las principales ventajas para el propietario, es que permite disfrutar de liquidez sin necesidad de tener que vender la propiedad. Esto es ideal para pagar una residencia, cubrir gastos médicos, mejorar la calidad de vida o bien tapar otros agujeros o imprevistos. 
  • Seguir viviendo en el piso: el propietario también puede seguir viviendo en la propiedad si lo desea. Lo que ofrece una gran comodidad y estabilidad, puesto que no tendrás que irte a otro sitio si no quieres.
  • No hay que pagar nada cada mes: por lo general, tampoco suele haber requisitos en el pago mensual. Es decir, los propietarios no están obligados a realizar pagos mensuales en una vivienda inversa, sino que se hacen al final del acuerdo. Normalmente si se vende la propiedad o si el propietario fallece. 

Estos son los principales puntos buenos. Pero: ¿Y lo negativo?

Desventajas de la vivienda inversa

  • Implica una serie de gastos para el propietario: ojo porque no todo son ingresos. Esta operación conlleva una serie de costes asociados como comisiones de origen, seguros hipotecarios, tasaciones, etc. Pueden ser altos y se deben poner sobre la mesa para ver si es viable la operación.
  • Se hereda menos: al disfrutar de la vivienda inversa se reduce el patrimonio que se puede heredar. Esto puede ser una preocupación para aquellos que deseen dejar una herencia a sus seres queridos, para dejarlos bien, cómodos y que no les falte de nada. 
  • Condiciones: también hay que tener en cuenta que la vivienda inversa tiene unos cuantos requisitos que hay que cumplir. Por ejemplo, la edad mínima del propietario. Cabe destacar que no todas las personas mayores cumplen con estos requisitos, por lo que podrías querer considerarlo y no tener opción.

Las principales ventajas pasan porque el propietario puede seguir usando su vivienda hasta fallecer y obtener la liquidez que necesita. Además, no tiene porqué perder la casa, dado que tras el fallecimiento los herederos pueden recuperarla. 

Pero hay que tener en cuenta que la vivienda irá perdiendo valor. Esto quiere decir que llegado el momento de pagar la deuda, si los herederos quieren vender la casa podría ocurrir que el dinero que obtienen con la venta sea inferior a lo que deben al banco.

También hay que considerar que las cantidades que normalmente recibe el propietario no suelen ser muy altas. Por ejemplo, si consideramos una casa con un valor medio de 200.000 euros, la renta que recibiría el propietario cada mes a unos 75 años sería de 300 mensuales aproximadamente.

Ventajas de la nuda propiedad

  • Liquidez: al igual que pasa con la vivienda inversa, en la nuda propiedad también obtienes liquidez fruto de la propiedad. Con lo cual, puede resultar interesante para hacer frente a gastos médicos, imprevistos, al pago de una residencia, etc. Esta ventaja la encontramos también en la vivienda inversa, por lo que este punto lo tendrían en común.
  • Menos responsabilidades respecto a la vivienda inversa: aquí sí que hay una diferencia destacable porque al vender la propiedad, el propietario de la nuda propiedad se libera de ciertas responsabilidades.
  • Más protección económica: otro beneficio interesante, es que al vender la propiedad y recibir el dinero correspondiente, el propietario se protege frente a posibles fluctuaciones en el mercado inmobiliario. No importa lo que pase porque ya dispone de su dinero.

En lo que respecta a los inconvenientes, lo vemos a continuación.

Desventajas de la nuda propiedad

  • Dejas de ser el propietario: la principal desventaja de la nuda propiedad y diferencia respecto a la vivienda inversa, es que el propietario pierde la propiedad completa de la vivienda. Aunque retiene el derecho de usufructo y puede alquilar el piso, ya no es su dueño.
  • Te puedes encontrar con limitaciones en la venta de la nuda propiedad: de salida, sabrás que la venta de la nuda propiedad puede ser más complicada en comparación con la venta de una propiedad convencional. Esto es debido a que muchos ni siquiera conocen esta opción y no la contemplan.
  • Dependencia del usufructo: esto también puede dar lugar a dificultades y conflictos legales, por eso es importante negociar y dejarlo todo bien recogido por escrito para que sea justo para ambas partes.
  • Tiene un impacto en la herencia: al vender la nuda propiedad, la persona pasa a tener menos patrimonio y deja menos en herencia a sus seres queridos. Esto sin duda le puede afectar a quienes prefieren dejarlos cubiertos.

Como ves, es una alternativa diferente, porque aunque se sigue disfrutando de la propiedad mediante el usufructo, se pierde ese derecho de la titularidad.

Puede ser interesante para una persona mayor que necesita dinero como complemento de su pensión. Pero ojo, porque si hay herederos, no podrán disfrutar de la vivienda en el futuro. Es la principal diferencia con la vivienda inversa, aparte de los requisitos que tiene.

La principal desventaja para la persona que adquiere la nuda propiedad, es que no sabe cuándo la va a poder disfrutar, puede ser en poco o en mucho tiempo. Con lo cual, puede tener que asumir ese riesgo y no sería la mejor idea para quienes no quieren vivir con incertidumbre.

El proceso de compraventa es igual al de cualquier tipo de vivienda. En cuanto a los precios, hay muchas opciones de un amplio abanico de precios, desde 60.000 hasta 500.000 euros sin problema. Y con estas condiciones se puede conseguir rebajar el precio entre un 30 y 50%, depende de distintos factores.

Conclusiones: ¿qué opción puede ser mejor?

Ahora que conoces los principales pros y contras de ambos, esperamos que puedas tener más claro qué opción es para ti. Porque lo que puede ser mejor para una persona no tendría porqué serlo para la otra, habría que analizar cada caso por separado para tomar la mejor decisión.

En resumidas cuentas, la diferencia entre nuda propiedad y vivienda inversa es que en la segunda el cliente sigue siendo el propietario de la vivienda, con todo lo que eso implica (lo bueno y lo malo). Pero lo que recibe a cambio puede depender del valor del mercado en ese momento y de la edad que tiene.

Si por ejemplo, no tienes herederos, puede resultar más interesante la nuda propiedad, de tal forma que puedas disfrutar de todo el dinero de tu propiedad en vida y seguir manteniendo el usufructo hasta el fin de tus días. Todo depende de tus necesidades actuales y de lo que quieras dejar a los que vienen detrás.

Por todo esto es tan importante conocer ambas opciones para que puedas decidir por ti mismo a ver que te conviene mejor según tu edad.

¿Y si nos cuentas tu caso y lo vemos?

¿Necesitas un abogado? Cuéntanos tu caso y consigue un abogado especialista hoy