La nuda propiedad en el contexto de la planificación de la jubilación

La nuda propiedad es una herramienta a la que cada vez más personas recurren como complemento para planificar la jubilación.

Teniendo en cuenta que la pensión media en España apenas ronda los 1.300 euros, es necesario que existan este tipo de mecanismos para que los pensionistas puedan complementar su pensión.

¿Necesitas un abogado? Cuéntanos tu caso y consigue un abogado especialista hoy

Nuda propiedad y jubilación

La nuda propiedad es un procedimiento que consiste en vender la propiedad de una vivienda, pero manteniendo el derecho de uso y disfrute de la misma hasta el fallecimiento del propietario. 

Esta fórmula es comúnmente utilizada por personas mayores como una forma de obtener ingresos adicionales durante su jubilación, ya que pueden vender su propiedad y recibir una suma de dinero a cambio, mientras continúan viviendo en la vivienda hasta que fallecen o la alquilan y se van a otro sitio. 

Esto permite al comprador adquirir una vivienda a un precio mucho más económico de lo que costaría y, al mismo tiempo, el pensionista puede complementar su pensión pública y vivir mucho mejor hasta el día de su fallecimiento. Sin que le falte de nada.

Gracias a la nuda propiedad los jubilados ya no tendrán que mudarse si no quieren, sino que podrán vender la propiedad y seguir viviendo en ella

Los ingresos obtenidos de la venta de la nuda propiedad los pueden utilizar para complementar la pensión de jubilación y cubrir gastos adicionales. Con lo cual es todo ventajas. Al fin y al cabo, cuando una persona fallece no se lleva nada al otro mundo, lo que permite disfrutar de una mayor calidad de vida en sus últimos años de vida. Lo cual también es una tranquilidad para su familia, sabiendo que está bien.

Una vez que el propietario fallece, el usufructo de la vivienda pasa al nuevo propietario, quien adquiere la plena propiedad del inmueble. En este punto, los herederos del propietario original pueden recibir su parte correspondiente de la venta de la nuda propiedad. 

¿Cuándo es interesante para un jubilado?

La nuda propiedad es una opción atractiva para quienes deseen obtener liquidez sin tener que vender la vivienda o mudarse. Es una alternativa que sin duda le puede cambiar la vida a muchas personas, porque permite disfrutar de un extra de liquidez pudiendo seguir viviendo en tu casa, como lo hacías hasta la fecha.


Es una opción desconocida para muchos jubilados pero que empieza a ganar cada vez más peso, por todos los beneficios que ofrece. Al fin y al cabo, a priori nada cambia, porque nadie te echa de tu casa. Puedes vivir ahí hasta que fallezcas con total normalidad, como si fuera tu casa. Incluso la puedes alquilar e ir a otro sitio.

Ventajas de la nuda propiedad para jubilados

La nuda propiedad es un mecanismo que ofrece importantes ventajas para los jubilados que buscan una manera de complementar su pensión: 

  • Obtener liquidez: la venta de la nuda propiedad permite a los jubilados obtener liquidez fruto de su vivienda, disfrutando así de un ingreso adicional que le permita mejorar su calidad de vida durante la jubilación. Todo ello  sin tener que vender su casa o mudarse, lo cual es todo ventajas, como si nada cambiase.
  • Se puede seguir viviendo en la misma casa: una de las principales ventajas de la nuda propiedad es que los jubilados pueden seguir viviendo en su casa hasta su fallecimiento. No tienen que abandonar el hogar ni cambiar su estilo de vida. Más bien todo lo contrario, porque con el ingreso extra fruto de la venta de la nuda propiedad van a poder vivir mucho mejor. Esto también les brinda seguridad y estabilidad, ya que continúan en el entorno familiar y viviendo donde desean, sin tener que mudarse a otro sitio. 
  • Se puede alquilar e ir a otro sitio a vivir: hay jubilados que sueñan con poder pasar sus últimos días viviendo en otro lugar o incluso en una residencia disfrutando de todos los cuidados que necesita. Esto es algo que también se puede hacer gracias a la venta en nuda propiedad, porque puedes alquilar tu vivienda y usar ese dinero cada mes para pagar la residencia o el piso que quieras en la zona que quieras. Sin duda te puede cambiar la vida.
  • Es un buen complemento para la pensión: para muchos jubilados, la pensión estatal puede no ser suficiente para cubrir todas sus necesidades financieras. Depende en parte de lo que hayan cotizado durante su vida laboral. Por ello, la venta de la nuda propiedad les brinda la oportunidad de obtener un ingreso adicional que puede complementar su pensión y ayudarles a vivir muy bien.
  • Es la mejor opción si no se tienen hijos: hay jubilados que, a pesar de necesitar el dinero, prefieren no vender la propiedad para poder dejársela a sus hijos y que siga en la familia. En el caso de no tener hijos, no existe este remordimiento, con lo cual puede ser una opción estupenda para disfrutar de una jubilación más divertida y con mayor liquidez, mientras sigues viviendo en tu casa. Aunque también la puedes alquilar e irte a otra. 

Estas son algunas de las principales ventajas que tiene este mecanismo de la nuda propiedad para los jubilados. En cualquier caso, es una opción más y se puede considerar o no en función de las preferencias de cada persona, porque nunca hay dos casos iguales. Lo que es mejor para uno no tiene porqué ser para otro.

Inconvenientes de la nuda propiedad para jubilados

En cuanto a los inconvenientes, principalmente la única desventaja es el hecho de vender la vivienda por mucho menos dinero de lo que vale. Pero en eso consiste.

Cada operación es un mundo, pero lo más frecuente es que se vendan por un 30-50% menos de media. El valor final depende de varios factores, entre ellos la edad del jubilado, dado que cuanto más joven sea menos podrá pedir por su casa.

La alternativa es vender la vivienda y con ese dinero ir a otra vivienda más económica, de alquiler o incluso a una residencia. Pero si no quieres dejar tu casa por nada del mundo y deseas obtener liquidez, la nuda propiedad es la solución idónea para ti, la que mejor responde para tu situación.

En el caso de que te plantees la posibilidad de dejar la casa e ir a otra casa o a una residencia, te puede resultar más interesante vender directamente en forma de plena propiedad. Pero si no consigues vender, igualmente la venta en nuda propiedad te puede venir muy bien.

¿Cuánto dinero para la jubilación me puede quedar con la venta en nuda propiedad? 

En términos generales, se estima que se puede recibir entre el 35% y el 95% del importe de tasación de la vivienda en función de distintos factores, como la edad y la expectativa de vida. 

En el caso de una persona mayor que piensa en la venta en nuda propiedad para complementar su jubilación, podría moverse en la horquilla del 80% fácilmente. Aunque claro, no es lo mismo hacerlo a los 60 años que a los 80 años.

Si tenemos en cuenta que la edad media de fallecimiento se sitúa en torno a los 82 años, cuanto más nos acerquemos a la venta en nuda propiedad en esa edad más cerca estaremos de ese 95% del importe de tasación.

En cualquier caso, es una cifra que siempre se puede negociar con la otra parte. Si la vivienda es muy interesante, es posible que puedas quitarle más.

Nuda propiedad y herencias

En el caso de que haya herederos de por medio, nada cambia. Simplemente recibirán el porcentaje correspondiente a la parte que el fallecido ha recibido por la nuda propiedad. Es decir, no es que queden sin herencia.

Por ejemplo, si el fallecido tenía una vivienda de valor de 200.000 euros y vende en forma de nuda propiedad por 120.000 euros y durante esos años gasta sobre 60.000 euros, los herederos recibirán esos otros 60.000 euros a repartir. Quitando el tema de impuestos.

Conclusiones

La nuda propiedad está totalmente a la orden del día y cada vez más jubilados lo consideran. Es una forma interesante de poder obtener ingresos adicionales a tu pensión y sin tener que irte de tu casa, porque podrás vivir en ella hasta el último día. Aunque también está la opción de alquilar la casa e ir a otra vivienda o a una residencia. Tendrás libertad para tomar la decisión que quieras.

A pesar de que muchos lo desconocen, todo parece indicar que ha venido para quedarse y que cada vez más personas van a disfrutarlo. Es solo cuestión de tiempo hasta que lo veamos totalmente normalizado. Sobre todo porque ofrece importantes ventajas para las dos partes, para el usufructuario y para el nudo propietario.

También tiene la ventaja de que permite acceder a una vivienda a precios más económicos de lo que está el actual parque de viviendas. Por lo que también es interesante para que cualquier persona joven pueda adquirir su primera vivienda a un precio accesible.

Si tienes dudas sobre este procedimiento y te interesa, recuerda que puedes preguntarnos. ¿Hablamos? 

¿Necesitas un abogado? Cuéntanos tu caso y consigue un abogado especialista hoy