La nuda propiedad en un testamento: implicaciones y recomendaciones

La nuda propiedad se puede heredar. Hay casos de herederos que reciben la titularidad de una vivienda en nuda propiedad mientras uno de sus familiares sigue viviendo en ella en usufructo.

Es algo que está completamente a la orden del día. En la siguiente guía te contamos todo lo que necesitas saber al respecto.

¿Necesitas un abogado? Cuéntanos tu caso y consigue un abogado especialista hoy

Nuda propiedad y testamento

La nuda propiedad es el derecho de una persona sobre un bien del que es propietaria, pero no puede poseer ni disfrutar plenamente de él, ya que estos derechos pertenecen al usufructuario.

En las herencias, el nudo propietario hereda la propiedad de un bien, pero no puede utilizarlo debido al usufructo que tiene otra persona. Esto es debido a que el nudo propietario es el dueño legal del bien, pero no puede disfrutarlo, mientras que el usufructuario tiene el derecho de uso y disfrute. 

En esta condición, el usufructuario puede vivir en el inmueble e incluso alquilarlo, mientras que el nudo propietario no puede hacerlo. Tendrá que esperar a tener la titularidad plena de la vivienda para poder hacerlo.

Caso más frecuente 

En el caso de la herencia de una vivienda familiar, los herederos pueden recibir la nuda propiedad, pero el cónyuge que aún vive conserva el derecho de usar y disfrutar de la vivienda. 

El usufructo no se hereda, ya que termina con el fallecimiento del usufructuario. Después de eso, el nudo propietario obtiene el pleno dominio del bien y puede hacer uso y disfrute de él. Sin embargo, el usufructuario puede vender o alquilar su derecho de uso y disfrute, ya sea al nudo propietario o a terceros. 

Es importante destacar que la nuda propiedad en una herencia está sometida a fiscalidad y habrá que hacer frente al Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones

Además, la nuda propiedad puede estar repartida entre varias personas, al igual que el usufructo. Incluso puede generar negociaciones posteriores entre los herederos, ya que se pueden vender o transferir las porciones de nuda propiedad. 

Por ejemplo, en el caso de parejas que llevan mucho tiempo juntas, el cónyuge que aún vive puede heredar el usufructo y compartir la nuda propiedad con los hijos. En caso de fallecimiento, éstos heredarán su porcentaje de nuda propiedad, pero no tendrán derecho sobre el usufructo. 

También es importante mencionar que la nuda propiedad ofrece flexibilidad a los herederos, que pueden llegar a acuerdos entre ellos. Algunos pueden estar interesados en obtener liquidez y estar dispuestos a vender su parte de nuda propiedad, mientras que otros pueden preferir mantenerla hasta que el usufructo se extinga.

Obligaciones que tiene el nudo propietario al heredar

En las herencias en nuda propiedad, es importante prestar atención a las obligaciones. Principalmente dos:

  • Hacerse cargo de posibles reparaciones que necesite la vivienda
  • Respetar el derecho de nudo propietario hasta la extinción del usufructo

Es decir, se heredan derechos pero también obligaciones. Normalmente, el propio abogado informará de todo en el momento de heredar. Pero también se puede pedir ayuda a un asesor especializado en esta materia.

¿Es necesario hacer herencia para determinar quién tiene el usufructo y quien la nuda propiedad?

Siempre es recomendable hacer un testamento con las últimas voluntades. En cualquier caso, si no se llega a hacer testamento, recibía el usufructo el cónyuge que aún vive y la la nuda propiedad los hijos. Es el caso más frecuente.

A su vez, si la persona que tiene la nuda propiedad fallece, sus herederos serán los que pasen a disfrutar de la nuda propiedad. Aunque no hubiera hecho testamento, se aplica a sus herederos legales según línea sucesoria.

¿Cuándo termina la nuda propiedad tras heredar?

El nudo propietario solamente podrá disfrutar de la titularidad plena del bien cuando finalice el usufructo. Normalmente, cuando este fallece.  

Una vez que el usufructuario ha fallecido, el nudo propietario adquiere el pleno dominio del bien y se convierte en propietario absoluto, teniendo el derecho de uso y disfrute del mismo. 

En conclusión, la nuda propiedad pasará a ser de pleno dominio una vez que todos los usufructuarios hayan fallecido. 

¿Se puede extinguir la nuda propiedad?

Ojo, porque se puede solicitar que la nuda propiedad se extinga antes de la muerte del usufructuario si se cumplen ciertas condiciones establecidas en el acuerdo de herencia. 

Por ejemplo, puede haber cláusulas que indique que la nuda propiedad se extingue si el nudo propietario vende su parte a un tercero o si se llega a algún tipo de acuerdo entre los herederos. Por eso es importante revisar bien las cláusulas antes de hacer nada.

¿Cómo se quita la nuda propiedad en una herencia?

La única manera que tendría el viudo o viuda para poder cancelar la nuda propiedad, es ofrecer un justiprecio a los demás herederos para comprar la parte de su herencia y así conseguir la plena propiedad. No es lo habitual pero puede darse el caso y, llegados a ese punto, se podría hacer.

¿Quién paga la plusvalía municipal?

La persona que debe abonar la plusvalía municipal por lo heredado es el nudo propietario. Esto es debido a que una herencia se entiende como una transmisión de un bien inmueble y el usufructuario, aunque puede vivir en la vivienda, ya no es el propietario. Por lo que deberá pagarlo el nudo propietario y tener liquidez para ello.

¿Cómo se puede pasar de nuda propiedad a pleno dominio?

Normalmente, esto puede hacerse por dos vías. 

  • Calcular una liquidación justa al usufructuario y hacer el pago
  • Esperar a que el usufructo finalice 

La nuda propiedad en un testamento es algo que está a la orden del día. Es el caso más frecuente en situaciones de padres e hijos; cuando fallece uno de los cónyuges y el que queda vivo mantiene el usufructo mientras que los hijos heredan en nuda propiedad, normalmente hasta el fallecimiento del otro cónyuge.

En estos casos, si tienes dudas, te recomendamos que contrates la ayuda de un asesor para gestionarlo de forma sencilla y que no tengas que preocuparte por nada; ni por la fiscalidad ni por ninguna otra cuestión.

Si te han quedado dudas, no dudes en preguntarnos para que podamos echarte una mano. Pregúntanos lo que necesites que para eso estamos.

¿Necesitas un abogado? Cuéntanos tu caso y consigue un abogado especialista hoy